Los procesos de cambio en SST

Un programa de liderazgo en SST tiene una carga de cambio personal muy alta, pues su objetivo es modificar los comportamientos de un grupo de personas de una organización, y en función de lo que influyan esos individuos en el resto, puede conseguir cambiar incluso los entornos. De hecho, ese es el objetivo final: el cambio de los resultados de la gestión en la seguridad en el trabajo, buscando nuestra máxima de las políticas de “cero accidentes” y lograr que en el entorno laboral se alcance un nivel de salud y bienestar que no contribuya a la aparición de enfermedades laborales o enfermedades del trabajo, especialmente la aparición de patologías psicosociales.

El ambiente laboral consume mucho tiempo vital y las relaciones laborales dejan de ser en muchos casos relaciones entre personas que sólo trabajan, pues se crean relaciones de comunicación, de influencia y de confianza (incluso de amistad), que además se refuerzan o se debilitan en función de cómo se apliquen las competencias en habilidades de liderazgo, comunicación, trabajo en equipo y de autoridad, así como el uso del poder de los individuos que participan en el programa.

Como concepto básico, debemos saber que la autoridad no es lo mismo que el poder. El poder se otorga a alguien para que se ejerza sobre los otros, sin embargo, la autoridad es la facultad de una persona para hacer que las cosas se hagan, más allá de dar órdenes pidiendo que los colaboradores las cumplan. La influencia de la autoridad en el proceso de cambio en SST y en concreto en el enfoque que se emplee por cada líder en SST participante, será uno de los factores determinantes del proceso de cambio que necesita el Programa de Liderazgo en SST.